Room | Crítica de cine

Hoy os traigo una crítica de cine de la mano de Marc Díaz Vallejo, estudiante de tercer año de periodismo, sobre la galardonada película Room (La habitación). No tiene ninguna pérdida.

La_habitaci_n-432657938-large

Room (La habitación)
Irlanda/Canadá – 2015 – Drama – 118 minutos

Director: Lenny Abrahamson
Producción: Ed Giney, David Gross
Guión: Emma Donoghue
Música: Stephen Rennicks
Fotografía: Danny Cohen
Montaje: Nathan Nugent
Reparto: Brie Larson, Jacob Tremblay, Sean Bridgers, Joan Allen, William H. Macy […]

Más que una crítica este texto tiene como objetivo establecer una pequeña reflexión sobre todos los temas que toca la extraordinaria –y galardonada- cinta de Lenny Abrahamson, ‘Room’, basada en su homónima obra literaria. El guión adaptado corre a cargo de la autor del libro, Emma Donoghue. El argumento gira en torno a una mujer que lleva cautiva 7 años en un espacio minúsculo al que bautiza como la habitación, junto a ella está su hijo Jack, fruto de las relaciones forzadas a las que ha estado sometida por parte de su secuestrador. El peso de la película lo llevan en su totalidad este dúo de madre e hijo, interpretado respectivamente por Brie Larson (La vida de Grace) y el pequeño Jacob Tremblay (El último hombre en la tierra). El resto del elenco cuenta con actores de la talla de Joan Allen (El mito de Borne) y William H. Macy (Shameless), entre otros.

Pasados este punto introductorio, empiezan los destripes. En caso de no haber visto la película, es el momento en el que parar de leer, mirarla y continuar la lectura tras el visionado.

La película presenta una división muy clara, dos partes, siendo la primera todo el tramo donde están cautivos en la habitación y la segunda el período de readaptación al mundo exterior. Si bien la segunda parte ha sido criticada por muchos -porque es cierto que pega un notorio bajón- para un servidor ambas tienen un peso equivalente. Está claro que gran parte de la crítica y elogios vienen por el tramo dentro de la habitación pero sería una obra incompleta sin la consecución que le sigue.

La cotidianidad del aislamiento

La película ya nos encierra desde el inicio en la habitación donde se desarrolla el primer tramo. Rápidamente podemos empezar a conocer a ambos personajes, sus pensamientos, problemas y, sobre todo, su día a día. Joy, además de ofrecer a Jack un mundo imaginario en el que establecerse, también se preocupa por su estado físico, durante el día realizan estiramientos y ejercicios físicos, así como juegos, en ese minúsculo espacio para mantenerse en forma y, en cierta manera, mantenerse cuerdos.  Pero llega el punto crucial donde seguir haciendo día tras día lo mismo, carece de sentido, es en esta crítica a la cotidianidad donde Joy coge la fuerza suficientemente para rebelarse y volver trazar un plan de escape tras un tiempo de sometimiento.

13084227_1679333918985266_732366425_n

Lo más importante es el equilibrio físico y mental

La divinización de ‘Viejo Nick’

Como ya he contextualizado en el texto introductorio, ambos están secuestrados por un hombre, ‘Viejo Nick’ es el apodo con el que madre e hijo se refieren a él. Cada noche Nick entra en la habitación y les deja provisiones y otras cosas que necesitan. Es todo un acierto la “divinización” con la que se presenta el personaje, se puede ver desde la perspectiva del niño. Cuando Nick viene, Jack siempre está dentro del armario –por protección– escuchando todo lo que sucede fuera y mirando ocasionalmente. Él no ve el rostro de Nick, no se muestra hasta más adelante. Para Jack, es el hombre que tiene la capacidad de viajar a los otros mundos, a lo que ve en la televisión, para poder traerles todo lo que necesitan. Le teme, pero no creo que sea un miedo que se origine en las acciones que hace, ni el temor –y rencor– que le guarda su madre, es más bien un temor a su poder. Curiosamente cuando Joy decide contarle la verdad sobre el mundo exterior, cuando destruye el universo en el que Jack ha estado viviendo, es entonces cuando la cara de Nick se muestra, pasa a ser una persona normal y corriente, pierde su condición de ser divino.

13115741_1679333928985265_646786584_n

Sin rebelión no hay futuro

El universo de Jack

La parte más elogiada de la película es la visión de Jack sobre el mundo que le rodea, es la protección que le ha querido dar su madre. Para él, todos los objetos de la habitación son seres, a los que saluda e interactúa. El mundo exterior únicamente lo concibe a través de dos vías, una es la televisión -que la considera una ventana a otros universos- y la otra la claraboya de la habitación, la única ventana al exterior y en la que el pequeño puede recrearse viendo el cielo y las estaciones.

Finalmente Joy -que ya había intentando huir con anterioridad- decide poner punto y final al universo que ella misma había construido y que Jack había expandido. Lo hace por necesidad, porque su situación se está alargando y no ve ningún aliciente que le indique que su situación va  a ir a mejor y lo que es peor, la de su hijo tampoco.  También se suma el hecho de que cree, más por conveniencia que por convicción, que Jack ya es lo suficientemente maduro como para ser capaz de entender lo que en realidad está sucediendo.  La reacción de Jack es oro, oro puro, al principio no reacciona bien  pero poco a poco lo va asimilando y formula nuevas preguntas –está en la etapa de los ‘porqué’- y su madre, esta vez sí, le cuenta la verdad. El pequeño ya está listo.

13081851_1679333938985264_640729418_n

La imaginación de Jack -o de los niños- no tiene fin

La huida

Una de las partes que más ampollas levanta es la rocambolesca huida que Joy monta para Jack. Consistente -en caso de no recordarlo con exactitud- en enrollar el supuesto cuerpo sin vida del pequeño con una alfombra para que el ‘Viejo Nick’ se lo lleve lejos en su camioneta para enterrarlo.  Muchas cosas pueden salir mal, desde que destape el pastel hasta que lo entierre en el propio jardín. Sin embargo, todo sale exactamente como sea había planeado –o casi-. Jack consigue desenrollarse y saltar de la camioneta y aunque el Viejo Nick lo descubre no puede hacer mucho por llevárselo de vuelta gracias a la intervención de un hombre que pasea a su perro. Bien, cada uno es libre de tomarse esta huida como desee pero hay varios puntos que ayudan a defenderla. ¿Por qué Nick huye tan rápidamente? Esto simplemente lo achaco a que es inestable, en primer lugar, y que además es un hombre que quiere tener el control sobre las cosas, es evidente que en ese momento no lo tiene. ¿Cómo un niño que ha visto nunca el mundo exterior puede orientarse tan rápidamente? Una pregunta algo más compleja y a lo que muchos expertos podrían contestar.  Las palabras de Joy que resuenan en la cabeza del niño juegan un papel fundamental, le otorgan la capacidad de realizar –aunque torpemente– los movimientos necesarios para escapar, obedece de forma mecánica pero entiendo lo que está sucediendo o lo que hace.

También hay críticas respecto a la liberación de la madre, pese a que usan un breve salto temporal hasta que la localizan, sigue siendo el mismo día. Con lo poco que suelte Jack son capaces de establecer la posición. Lo cierto es que con los detalles que da, en cuanto a la dirección y paradas hechas en la camioneta, y el detalle del cobertizo con la claraboya, no parece muy difícil no poder determinar la posición vía satélite. Aún así, quizá sí que sea un fallo más bien de montaje y que todo sucede demasiado rápido.

13090380_1679333935651931_1724709197_n

Para el éxito del plan, es vital el apoyo de Joy al pequeño

La reacción ante Jack

Uno de los puntos que más se comentan sobre la película es el comportamiento de Robert Newsome – interpretado por el genial William H. Macy – con Jack. El padre de Ma (Joy) reniega del pequeño. Las críticas hacia la conducta son claras y suelen repetirse, las más comunes son que “el niño no tiene culpa de nada”, “es un encanto”,  “necesita cariño y apoyo”, etc. Pocos son los que se ponen en la piel de Robert, resulta evidentemente más común empatizar con el niño. Además es el único al que le resulta incomoda la presencia del niño puesto que su abuela establece un vínculo rápidamente y su nueva pareja, mediante el perro, también hace migas con Jack, que va siendo progresivamente más extrovertido.

Como es un texto de opinión, voy a mojarme en este aspecto. Para mí la reacción del padre es perfectamente comprensible aunque no la comparta. Analizado fríamente Jack es el hijo del hombre que secuestró a su hija durante 7 años. Para comprender la reacción del padre debemos meternos en su piel, imagino que no debe ser algo fácil de digerir y que cada persona se lo tomará de una forma distinta. A mí me parece que es algo que desde fuera no se puede juzgar y que se debe vivir para saberlo, toquemos madera para que nadie experimente algo así. En cualquier caso se trata de una reacción humana.

13115508_1679333925651932_1562907079_n

Los niños son mucho más propensos a poder readaptarse

No es un telefilm

Como si de un enjambre se tratasen, muchos de los que critican la película la tildan brevemente de ‘telefilm’, básicamente, la equiparan a la típica película de domingo tarde que emite Antena 3.  Evidentemente no estamos ante tal caso, esas comparaciones vienen más bien por el argumento de la película sin tener en cuenta todos los sentimientos y emociones que se tratan durante la misma. Además, la diferencia respecto a este tipo de películas –y tramas- es que el encierre en ‘Room’ se soluciona a mitad de película para dejar espacio al período de readaptación, donde afloran los sentimientos y la calidad interpretativa, el mensaje que desprende la película. En los citados telefilm el fin de la película suele coincidir con el fin del encierro o la desdicha principal.

13115406_1679333945651930_1880562928_n

Fuera o dentro de la habitación son inseparables

Inadaptación

La segunda parte de la película gira en la inadaptación de Joy para rehacer su vida. Mientras que Jack sale adelante su madre es incapaz de adaptarse a su nueva condición. El niño aún es pequeño, tal y como le advierte uno de los doctores a su madre aún se encuentra en su fase ‘esponja’, absorbe rápido y puede volver a adaptarse. Al principio no le es fácil, más por el miedo que siente ante lo desconocido, pero el tiempo juega a su favor y una vez se acostumbra lo acaba haciendo sin mucho problema. 

Por otra parte, Joy se da cuenta de que todo el mundo ha seguido con sus vidas, lo comenta explícitamente a su hijo observando fotos de su etapa escolar y viendo a sus excompañeras de clase. Se siente aún cautiva y lo que es más importante, no hay nada que la motive para seguir, ni siquiera su hijo, con el que ha estado siempre unido. El momento clímax de la segunda parte es su desesperado intento de volver a escapar, en este caso mediante el suicidio.  Se ve inmersa en otra rutina diaria que termina asfixiándola. Por suerte, el suicidio no prospera y tras su traslado al hospital acaba recuperándose. Es esta experiencia y ver como Jack está rehaciendo su vida –o más bien empezando a vivir- jugando con su primer amigo en el jardín, lo que le da la oportunidad de cerrar el ciclo.

13077286_1679333942318597_1573978402_n

No es tan sencillo volver a hacer vida normal después de semejante experiencia

Adiós habitación

Uno de los últimos compases de la película es cuando Joy y Jack –por petición de este último– vuelven a la habitación.  Realmente es el cierre perfecto a la película. Es verdaderamente importante matizar que Jack, que ya está mucho mejor, sigue necesitando esa despedida, ambos necesitan cerrar finalmente ese capítulo de su vida, es un cierre literal –que se manifiesta con la puerta y la despedida uno por uno de Jack a todos lo objetos de la habitación–.

13077217_1679333932318598_1774101392_n

La película es verdaderamente sobresaliente, de ahí los numerosos premios y valoraciones de las que goza. Brie Larson se alzó con su primer Oscar como mejor actriz en la última edición y a Jacob le esperar un futuro brillante, el hecho de no ser nominado por tan magnifico papel parece más bien una medida para evitar que la fama acabe descarriando a jóvenes estrellas (caso Macaulay Culkin, Haley Joel Osment, Jake Lloyd entre muchos otros).

Muchos dicen que está sobrevalorada y está claro que si uno deja de lado todo el peso emocional que carga la película ésta queda coja, pero eso es culpa, por sorprendente que pueda parecer, del espectador. Cada uno puede extraer su mensaje pero para un servidor el personaje de Viejo Nick representa las obligaciones impuestas que cada uno debe soportar día a día, Jack nuestra parte imaginativa, todo aquello con lo que soñamos pero que creemos que no está a nuestro alcance, no lo realizamos por nuestras ataduras. Joy, somos nosotros, atrapados en bucle de cotidianidad. ¿Qué podemos extraer? Que está en nuestra mano romperlo.

[9/10]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s